"Not all those who wander are lost."

"Not all those who wander are lost."

Visitas al blog

jueves, 8 de mayo de 2014

El camino fácil

Teniendo con mis amigas hace poco una de esas charlas filosóficas sobre los hombres, llegamos a una conclusión. Algo en lo que todas coincidimos (Y creerme que no es fácil). Algo que decidimos que se puede considerar algo así como una especie de verdad universal.

Que los hombres mienten. Mucho. Todos los días.

Que mienten, nos mienten, para conseguir lo que quieren. O simplemente por inercia, ya ni lo sé. 

El caso es que todos (sin ánimo de ofender al colectivo de príncipes azules escondidos en el país de nunca jamás) están programados de esa manera. Programados para averiguar cuáles son las palabras oportunas en cada momento y dispararlas como una granada sobre nosotras independientemente de si estas coinciden o no con lo que realmente están pensando.

Y es ahí donde entramos nosotras a ejercer nuestro papel de detectives analizando cada palabra que sale de sus bocas en busca de cualquier indicio que nos permita desmantelar toda esa farsa que se esconde detrás de un par de frases bonitas sacadas de internet o de su amigo más fucker.






Pero el problema llega cuando no lo encontramos. Cuando no hay nada que indique que mienten, o peor aún, cuando todo apunta a que dicen la verdad. Qué dilema. Y es que nunca es fácil creérnoslo cuando escuchamos salir de boca de un hombre exactamente lo que queremos oír, por que lo que queremos oír casi nunca coincide con lo que ellos querrían decirnos.

Pero, el caso es que por no entrar en una guerra que saben que no podrían ganar, eligen el camino fácil. Eligen el camino fácil y nos mienten. Y nosotras, por no arrepentirnos de haber permitido que un idiota nos hiciera falsas ilusiones (Y por ahorrarnos unos cuantos paquetes de clínex y otros tantos litros de helado), elegimos el camino difícil. Y no les creemos.

Y así hemos terminado. Ellos, tan metidos en su papel de romeo que han perdido su capacidad para distinguir cuando hablan de verdad y cuando están recurriendo a una de esas mentiras tan socorridas y, nosotras, marcándonos investigaciones dignas de CSI para averiguar si es así. 
Investigaciones para comprobar que eso que nos dicen y que tanto nos gustaría que fuera cierto, realmente lo es.

Y yo me planteo, ¿No sería más fácil preguntarles? Pero ni me atrevo a  formularles esta pregunta a mis amigas, por que tengo más que claro cuál sería su respuesta.


Y es que, sí, puede que preguntarles fuera una opción. Pero, para qué gastar más fuerzas. Está claro que Mentirían.



(Para mi amiga C, la eterna desdichada, y para M, la eterna incomprendida, que algún día superarán su odio eterno al género masculino)

3 comentarios:

  1. Me parece que tambien hay que mirarlo desde el otro lado. Desde el lado del hombre.

    Generalmente a los hombres, nos meten en la cabeza la idea de que tenemos que hacer 1000 y una cosas para "impresionar" a una mujer(con el objetivo de vendernos algo). Esto termina causando que muchos hombres bajen su autoestima por no ser ni tener el estilo de vida de Brad Pitt o al menos, mucho dinero, con lo cual, mucho con la intencion de conseguir "algo" recurren a la mentira.

    Por otro lado estan las mujeres, de las cuales, muchisimas se creen esa historia de que son ellas las que se pueden poner sublimes con todos los hombres y que pueden poner a prueba a cualquier pretendiente que tengan aunque ellas No hagan nada mas que estar bien maquilladas para convencer a los hombres.

    Lastimosamente, en esta sociedad hay relaciones muy poco sanas, basadas en estereotipos por ambos bandos. La sociedad hace hombres inseguros(y que terminan mintiendo para parecer sufiencientes) y mujeres egolatras.

    Muchos rafas Moras y muchas cleopatras, es lo que hay.

    PD: No hablo de quien miente mas si hombres o mujeres, porque tambien las hay que mienten mas que los hombres y, por desgracia (de los casos que conozco), no solo para echar un polvo sinos para propositos peores como conseguir muchos regalitos o viajecitos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¿Generalidades? Hay miles de mujeres mentirosas y miles de hombres mentirosos, al igual que miles de personas buenas y miles malas... Me parece una idiotez juzgar a una persona por ser hombre o mujer. Hay de todo en todas partes. Quizás el mayor porcentaje de hombres sean de una manera pero eso no justifica que todos seamos así. ¿O yo tengo que pensar que todas las mujeres son unas frescas por ver en la discoteca a diario liándose con cualquiera? Hay de todo en todas partes, y ya está... No se puede vivir pensando que todos los hombres son de una manera y todas las mujeres de otra.

    ResponderEliminar
  3. Me siento muy identificada contigo y con tus amigas... Jajajaja. Y desde luego, me considero una fan más de tu blog, ¡Sigue así, lo estas haciendo genial!

    ResponderEliminar