"Not all those who wander are lost."

"Not all those who wander are lost."

Visitas al blog

lunes, 19 de enero de 2015

Vivir sin prisa

La mejor época de nuestras vidas. Eso dicen los mayores.

Que no la desperdiciemos. Que disfrutemos día a día de la incertidumbre de no saber dónde estaremos mañana. Ni con quien.

Que disfrutemos de no tener ni idea de cómo será nuestro futuro. De qué nos depara la vida.

Pero no les escuchamos. Por que tenemos demasiada prisa: prisa por saber, prisa por vivir, prisa por sentir que tenemos todo bajo control.

Y no nos damos cuenta muchas veces de lo genial que es la sensación de tener toda la vida por delante. De no poder ni imaginarnos cómo ni cuánto habrá cambiado nuestra vida en unos años, y saber que además, nos guste o no, no tenemos forma de controlarlo.

Lo genial que es saber que ni está en nuestras manos ni es asunto nuestro planear nuestro futuro al milímetro.

Que nuestra única obligación de hoy es vivir. Pero vivir al máximo. Disfrutar al máximo, esforzarnos al máximo. Querer al máximo a todos aquellos que, por desgracia, tampoco tenemos la certeza de que vayan a seguir a nuestro lado en el futuro.

Por que es lo que tiene el futuro. Que nada ni nadie puede asegurarnos que vaya a ir bien. Pero lo que si podemos dar por seguro es que, si centramos todos nuestros esfuerzos de hoy en vivir sin prisa y vivir como queremos, probablemente construyamos un futuro que no tenga absolutamente nada que envidiarle a nuestro presente.