"Not all those who wander are lost."

"Not all those who wander are lost."

Visitas al blog

viernes, 5 de agosto de 2016

A ti

Aquí estoy otra vez, por fin, sentada frente a ti, y tengo que reconocer que te echaba de menos. Aunque tú no te lo creas, aunque sé que ha pasado mucho tiempo desde la última vez que vine a verte. Pero sabes que no te había olvidado, sabes que he añorado como nadie esa calma que me invade cada vez que me siento a mirarte.

A ti, que me recibes tantas veces enfadada. Que te revelas, te revuelves y te alzas contra todo demostrando que puedes ser y eres, cuando quieres, la más brava.

Pero echaba de menos sobre todo verte en calma. Ver cómo te meces relajada, como vas y vienes y susurras cosas que sólo se escuchan cerrando los ojos y dejándose acariciar por el mismo viento que te acerca con cuidado hasta la orilla, aunque tú después te empeñes en alejarte de nuevo.

Porque te echaba de menos así, como echas de menos al sol cuando se esconde a tu espalda, o a la última gaviota que antes de que acabe el día se posa sobre tu agua mientras le das de comer.

Y echaba de menos tu olor, tu brillo infinito, tu brisa cargada de sal que riza un poco más mi pelo y tiñe de oscuro mi piel cada vez que estoy contigo, mojándome en ti y observándote enredada en el enigma de poder ver dónde empiezas pero nunca donde acabas.

Y es que eres y serás siempre un misterio, el más bonito de todos, uno que me ata, me atrapa y me atrae para siempre hacia su orilla. Porque eres confidente, compañera y a veces, cuando la tormenta llega, decides ser enemiga. Pero sobre todo eres refugio de los que viven en ti, y la mejor vía de escape para los que, como yo, te tienen lejos pero nunca, aunque quisieran, podrían dejar de venir a contemplarte.

COSMIGONóN: